domingo, 3 de agosto de 2008

"POR LOS SENDEROS DEL ROCK": reportaje de ÁLAMO PÉREZ LUNA sobre SENDERO LUMINOSO y el ROCK SUBTERRÁNEO (1996)


El vídeo en tres partes que presentamos a continuación es un valioso y muy polémico documento para la historia de la movida del Rock Subterráneo en uno de sus aspectos más controvertidos: la existencia, en su interior, de elementos pertenecientes al Partido Comunista del Perú - Sendero Luminoso.

El reportaje se emitió en el recordado programa “La Revista Dominical” de América Televisión (canal 4 de Lima), conducido por Nicolás Lúcar. Fue realizado por Álamo Pérez Luna, periodista y ex vocalista del grupo de rock comercial Feiser en los 80, quien, por alguna razón que desconocemos, decide presentar el tema en el programa periodístico más sintonizado de la década pasada.

Se mencionan en el reportaje los casos de subtes como Alfredo Távara, ex miembro de la banda Seres Van; Qiqe y Denis, voz y bajo de Eutanasia; María T-ta; Alfredo Márquez, reconocido artista plástico; Luis Ayala Balbín, del grupo Masa, en cuya casa se preparó el coche bomba del famoso atentado de la calle Tarata en Miraflores; Mónica Feria, hoy detenida en Alemania y cuya extradición es solicitada por el Estado peruano; y Carlos Incháustegui, en cuyas manos puso su vida el mismísimo Abimael Guzmán Reinoso, alias «Presidente Gonzalo» y líder máximo de Sendero Luminoso, en el histórico contexto de su captura.

No se debe pasar por alto la atención prestada a las corrientes ideológicamente más radicales de la movida subte por los miembros de la cúpula de Sendero quienes, al parecer, la veían como un posible vehículo de propaganda capaz de llevar la ideología del Partido a sectores de la juventud en los cuales no tenían mayor presencia política. Se trataría, entonces, de un reconocimiento del potencial subversivo de la movida subte, lo cual no sería una novedad pues ya un maoísta tan destacado como Bob Avakian, presidente del Partido Comunista Revolucionario de los Estados Unidos, había expresado su interés por los movimientos radicalizados por el anarquismo y, a la vez, propuesto tender una mano hacia sus partidarios con el fin de incorporarlos a su causa:

“[Este anarquismo] se basa en asco y repugnancia al abierto revisionismo y traición de los partidos [comunistas] revisionistas, y contiene un elemento significativo de oposición revolucionaria. [… Los revisionistas] no sólo tienen que responder por sus propios crímenes [… sino que] también provocan la rebelión más correcta y justa del comunismo izquierdista, incluyendo el anarquismo […]. Una crítica revolucionaria de ellos [los anarquistas]; es decir, analizarlos desde la posición del marxismo-leninismo, pensamiento Mao Tse Tung para poder desviar y canalizar esas tendencias hacia la revolución proletaria y para poder unirse con la orientación muy positiva de buena parte de esta tendencia anarquista –yo hasta diría de la mayoría de ella– eso es absolutamente esencial” (Bob AVAKIAN, Sobre el anarquismo, Chicago, RCP Publications, 1982; págs. 2 y 24).

Entre lo más discutible del reportaje se puede mencionar la manera irresponsable en que su autor pretende involucrar a personajes de la movida subte, que nada tenían en común con Sendero, junto a otros de probada filiación maoísta. O el desconocimiento exhibido por el periodista cuando, al citar un par de volantes o manifiestos, incluye uno de ideología anarcocomunista –corriente que se hallaba entonces en pleno auge y que pugnaba por organizar un movimiento clandestino antiautoritario contrario a Sendero– como si se tratara de propaganda terrorista. En todo caso, el debate apenas se inicia y sería conveniente plantear lo siguiente: ¿tuvo o no dicha "infiltración senderista" –o emerretista, que también la hubo, alguna relevancia durante los últimos años del Rock Subterráneo? Y de ser así, ¿involucró ésta sólo a algunos individuos o, por el contrario, llegó a plasmarse en una especie de mini escena de bandas senderistas al interior de la movida, incluyendo fanzines, grupos de estudio y otro tipo de colectivos?

Se incluye una transcripción del reportaje, en donde alternamos el texto del periodista con las declaraciones tomadas por él mismo a integrantes de diversas bandas como Daniel F (Leusemia), Carlos Julián (Zcuela Crrada), Cachuca (Los Mojarras), lo mismo que partes del video editado bajo el nombre de «Grito subterráneo», de donde se toman imágenes de conciertos, ensayos y declaraciones de Alfredo Márquez y María T-ta.






POR LOS SENDEROS DEL ROCK

Mientras que Sendero Luminoso cantaba sus consignas en los penales de Lima, en las afueras el Movimiento de Artistas Populares de Sendero, el MAP, intentaba convocar a sus filas a cualquier que a través del arte o de alguna expresión popular pudiera llegar directamente el pensamiento del pueblo. Fue así que Sendero Luminoso decidió infiltrarse dentro de una corriente musical y marginal llamada Rock Subterráneo, en donde las ideas políticas a veces se imponían sobre los criterios netamente musicales. Esta es la historia de un oscuro plan de infiltración que pone al descubierto la utilización del rock como un arma de combate.

Estas fotos fueron tomadas a comienzos de los 80, cuando se gestaba en algún lugar de Lima el nacimiento de una nueva corriente llamada simplemente Rock Subterráneo, porque estaba en contra del orden establecido y buscaba marcar diferencias con el rock convencional peruano. Leusemia, Guerrilla Urbana, Narcosis, Sociedad de Mierda, Autopsia, Flema, Eutanasia y María T-ta fueron algunos de los responsables del estallido del llamado punk rock limeño. La disconformidad, el rechazo al sistema y la desesperanza total ante el futuro eran los temas principales de sus canciones, en las que importaba más lo que se decía que cómo se cantaba.

Pero no sólo era lo que ellos llamaban música: también estaba el arte gráfico, con «fanzines» o publicaciones mimeografiadas que incluían mensajes políticos directos e ilustraciones de todo calibre. También la escenografía en los conciertos le daba el toque distintivo a su puesta en escena. Todo eso era el Rock Subterráneo a comienzos de los 80.

[DANIEL F:] “Ha sido una cuestión meramente contra la industria de la música, o sea, contra la industria de la cultura, o sea, contra la industria oficial. Entonces, esa siempre ha sido nuestra base para los trabajos: o sea, crear un circuito paralelo al circuito comercial”.

[CARLOS JULIÁN (ex-ZCUELA CRRADA):] “Se quería hacer un cambio, sí, pero un cambio social no radical, o sea, no violento sino radical pero dentro del marco del rock, lo alternativo”.

Lo cierto es que el boom fue en 1985, cuando surgieron muchos grupos y estilos dentro del Rock Subterráneo, cuando 1500 personas acudían a sus conciertos y el «pogo», ese baile punk que consiste en empujarse y golpearse unos contra otros, se popularizó en extremo. Fue entonces que el Rock Subterráneo dejó de serlo de alguna manera y así despertó la curiosidad no sólo de los rockeros limeños.

Sendero Luminoso empezó a infiltrarse en los conciertos a través de algunos miembros del Movimiento de Artistas Populares, un órgano de Socorro Popular y encargado de difundir el mensaje del Partido a través del arte. Ellos se camuflaban entre el público y deslizaban por el suelo panfletos como estos, en los que al principio no aparecía el nombre del Partido Comunista para evitar rechazos inmediatos. Este tenía el título de «La revolución en camino» y, a través de él, invitaban a los rockeros subterráneos a “[...] que sus canciones sean de propuestas sociales y que incentiven al público hacia una revolución social [...], una contracultura no está hecha en base a gritos sino en una propuesta sólida [...], que los grupos que realmente están por una revolución se integren a la masa de obreros y se familiaricen con sus ideas”. Y terminaban diciendo:” si no quieres actuar lárgate y no te cruces en nuestro camino, de lo contrario serás aplastado”.

Este otro panfleto, distribuido por Sendero entre los subtes limeños, decía:”proponemos la formación de un movimiento por ahora contracultural con proyecciones sociopolíticas que apunten a las transformaciones revolucionarias de la sociedad peruana. […] ¡Destruyamos para construir! ¡No hay contracultura si no hay compromiso social!”. Los rockeros subterráneos, que creían básicamente en la anarquía total, eran así concientizados por Sendero en los 80.

Uno de ellos fue Alfredo Távara, a quien vemos aquí tocando la flauta junto al grupo subterráneo Seres Van. En realidad, Alfredo Távara Reátegui estudiaba sociología en San Marcos y un día, en medio de los estudios, conoció a unos amigos y se unió al grupo Seres Van, con el que participó en varios conciertos subterráneos como este. Él tocaba los instrumentos de viento y era uno de los más empeñosos a la hora de organizar festivales. Sin embargo, según la gente que lo conoció, poco a poco le fue cambiando el carácter, se volvió agresivo y discutía con todos sobre política y actualidad. Un día cualquiera abandonó la música y a sus amigos y se integro a la lucha armada. La noche del 26 de julio del 89, junto a otros 6 integrantes de Sendero Luminoso, participó en un enfrentamiento con la policía en la cuadra 34 de la avenida Industrial, en Sol de Oro. Dos balazos de la Sub Unidad de Acciones Tácticas de la policía (SUAT) acabaron con sus sueños y dejaron en el recuerdo su paso por el Rock Subterráneo y por Sendero Luminoso. Casi siete años después de su muerte, todavía sus amigos se preguntan porqué abandonó el arte y la música subterránea para seguir al «Presidente Gonzalo» y porqué cambió la flauta por un fúsil.

Pero él no fue el único, también hubo otros subtes que tuvieron problemas con la policía y que fueron acusados de pertenecer a Sendero. Qiqe y Denis, a quien vemos en primer plano, lideraban el grupo Eutanasia, con el que grabaron varias maquetas o casetes con grabaciones caseras. Quique siempre hablaba de la problemática social y se mostraba a favor de hacer una revolución:

[QIQE:] ”Al primer cojudo que cometa una huevada, pues... volarle la cabeza, o sea, puta, sin nada de huevadas, de falsedades, sin nada de hipocresía, pues, una huevada verdadera y consciente. Ahí se puede hacer algo, carajo, hasta se podría hacer una revolución... en esta mierda... una revolución se podría hacer en esta huevada... en todo sentido de la palabra”.

En 1986 los Eutanasia, Qiqe, o sea Enrique Castro Camargo y Denis Peña Soto fueron detenidos por la DINCOTE bajo el cargo de terrorismo, algunos días después fueron liberados ya que nunca se llegó a probar su militancia senderista. Lo mismo ocurrió con una mujer conocida por todos como María T-ta, quien alguna vez habló con ironía sobre su paso por la DINCOTE.

[MARÍA T-TA:] “Yo he tenido la oportunidad, la feliz oportunidad de estar presa en la DIRCOTE y en la misma tombería, en la comisaría de Breña, por ahí, uno de esos sitios. Y me acuerdo, pues, que atentaron contra mis derechos como persona, claro que sin dejarme marca. Tuve una pequeña tortura de 5 horas: me vendaban, me asfixiaban, me metieron la cabeza al water, me empujaban, me mareaban, todo, y me decían palabras gruesas así como “puta” y un montón de vainas, pero por dentro yo me reía porque esa agresión esta en todas partes, en los mismos conciertos, tus mismos patas te dicen todo eso. Pero al final, los de la DIRCOTE saben lo que es el Rock Subterráneo, ya varios patas han estado ahí presos”.

Como dice María T-ta, quien ahora vive en Alemania alejada del Rock Subterráneo y de la infiltración senderista en su movimiento, otros subtes como ella conocieron la DINCOTE por dentro. Lo cierto es que los tentáculos de Sendero rodearon el rock marginal y lograron captar a varios otros miembros de la movida subterránea. Incluso en la casa de uno de ellos se fabricó nada menos que el siniestro coche bomba de la calle Tarata.

Dentro de los subterráneos también había artistas plásticos e intelectuales que no solo bailaban pogo al son de las canciones de Leusemia o Zcuela Crrada. Una de ellas era una mujer llamada Mónica Feria [Tinta], que estudiaba en San Marcos y quien era otra subte limeña. Este texto fue escrito por ella en la revista Márgenes en 1988:

“El movimiento subterráneo irrumpe en la escena como un fenómeno urbano […], en sus orígenes hay una intención de subvertir el orden. Recordemos el concierto de octubre del 85 cuando, después de más de dos años de trabajo semi clandestino para crear los contactos necesarios y encender la mecha, el Rock Subterráneo tomó Lima la horrible por asalto”.

En esta nota Mónica Feria no solo reproduce muchas letras de grupos como Excomulgados, Guerrilla Urbana, Autopsia y Narcosis. También reconoce el valor del Rock Subterráneo de esta manera:

”Estas expresiones contraculturales alimentan un estado de ánimo de insatisfacción y búsqueda que generan fuerzas que deben ser canalizadas hacia formas de lucha más eficaces. Una fuerza rotunda que reivindica la violencia y que persiste en creer en la revolución”.

Mónica Feria participó en comités populares senderistas en el campo y guió a la televisión británica para que realizara el famoso especial sobre Sendero que fue propalado en el Channel Four de Inglaterra. Ella fue detenida en abril del 92 junto a senderistas de la talla de Jorge Luis Durán Araujo, pero, 2 años después, recuperó su libertad. Actualmente en algún lugar del Perú o del extranjero, debe estar recordando como es que fue captada por Sendero cuando era solo una integrante más de la movida subterránea.

[DANIEL F:] ”Es una cosa que pasó y que sigue pasando. Eso ha pasado en la misma política, dentro de la policía también hay elementos que han chambeado para Sendero. Entonces, ¿cuál es la novedad ahí?, o sea, dentro de todo orden de cosas siempre va a pasar eso. El Rock Subterráneo nace más o menos en el 81, 80, y es justamente ahí cuando nace Sendero también. Entonces, hay un paralelismo, hay una cosa, no sé, que comienza a confundir a un montón de gente. El discurso de Sendero es muy distinto al discurso de los subtes”.

Pero otro subte que acudía a conciertos como estos, y que confundió esos discursos, fue un estudiante de arquitectura de la Universidad Ricardo Palma que organizaba conciertos de Rock Subterráneo y que colaboraba con ellos creando sus famosas escenografías. A él lo conocían simplemente como el «Chato», y no era otro que Carlos Incháustegui Dégola, el recordado hombre de barbita que convivía con la bailarina Maritza Garrido-Lecca y que fue capturado cuando ocultaba a Abimael Guzmán. Incháustegui es otro subterráneo más que dejó el rock por Sendero Luminoso y que hoy está en el penal de Yanamayo condenado a cadena perpetua. Pero aún hay más, un compañero suyo también está hoy detenido por terrorismo: él se llama Alfredo Márquez, vivía en Lince, y era uno de los líderes intelectuales de la movida subterránea.

[ALFREDO MÁRQUEZ:] “[…] un movimiento mesiánico tan fuerte como el de Sendero Luminoso, por un lado, y, por otro lado, una represión encarnizada donde todos los jóvenes están en medio, son carne de cañón. Este... existen gentes que reaccionan a eso”.

Alfredo Márquez fue detenido el 24 de octubre del 94, acusado de ser parte del aparato de propaganda de Sendero Luminoso. Hasta ahora sus amigos no entienden porqué, de un día para otro, Alfredo desapareció, no volvió a preocuparse por organizar conciertos de Rock Subterráneo, no volvió a frecuentar esos lugares y prefirió entregar su vida y sus sueños a Sendero. Desde hace año y medio está preso en Canto Grande.

El Movimiento de Artistas Populares de Sendero Luminoso trabajó arduamente para camuflarse entre los rockeros subterráneos. Analizaron las letras de sus canciones, las posturas políticas que transmitían a través de sus fanzines y esa ultradifundida anarquía, mientras que en los conciertos subtes repartían volantes, provocaban apagones y hasta soltaban petardos, como en el recordado «Agustirock», ese festival rockero de El Agustino. Hasta allí llegó también Sendero Luminoso para captar a los músicos subterráneos.

[CACHUCA:] ”El descontento de esas épocas, que vivió la juventud, no solamente la tenía Sendero, la tenía mucha gente que hoy se lava las manos fácilmente. Los jóvenes cantantes o grupos cantaban ese descontento: ese descontento de opresión, ese descontento de libertades, ese descontento que realmente le molestaba no solamente a Sendero sino a la juventud en masa. Y lo que ha sucedido es simplemente pues que tenían gente, pues, que pensaba, sino igual, al menos paralelamente”.

Uno de los mejores amigos de Hernán «Cachuca» Condori, el cantante de Los Mojarras, era precisamente Luis Ayala Balbín, «Lucho», un rockero subte que participó varias veces en el «Agustirock» y otros conciertos marginales. Él vivía en ésta casa del jirón Las Tunas, en la cooperativa Tayacaja en El Agustino, y fue detenido en marzo del 94 por la DINCOTE. Según la investigación realizada por la policía, Lucho había participado en varias movilizaciones senderistas, había colaborado directamente con el partido e incluso en su casa de El Agustino se preparó el coche bomba que fue colocado en la calle Tarata en Miraflores, en julio del 92, y que causó la muerte a 25 personas.

[CACHUCA:] ”Lo han sentenciado a 20 años... ¿Qué te digo? Es uno de los amigos con los que muchos, pero muchos años, trabajamos.

[ÁLAMO:] ¿Qué es lo que dijeron? ¿que él era uno de los que atentó contra Tarata? ¿Qué uno de los que llevó el coche bomba?

[CACHUCA:] “Que en su casa lo armaron. Y era una cochera, una cochera donde hacíamos música. Acá hay como cuarenta mil cocheras en El Agustino. Tuvimos la valentía de cantar las canciones así nos llevaran y nos metieran presos. Quizás esa valentía, que no tuvieron otros subterráneos, fue la verdadera”.

Luis Ayala Balbín, el rockero Lucho, era el cantante del grupo subterráneo Masa. Su proyecto revolucionario lo llevo aprestar su casa para que Sendero Luminoso preparara el coche bomba de Tarata y, actualmente, está preso en Canto Grande condenado a veinte años de prisión.

Lo cierto es que los rockeros subterráneos conocen otras historias, historias de amigos suyos que también fueron seducidos por la ideología senderista. A uno le dispararon mientras pintaba la hoz y el martillo en una pared y a otro lo detuvieron portando botellas con gasolina, escondidas en una mochila. Sin embargo, a pesar de estas historias sería absurdo pensar que el Rock Subterráneo estuvo plagado de senderistas o subversivos. Una docena de casos no debería sembrar un manto de sospechas sobre un movimiento simplemente marginal y contestatario que nació como una respuesta al orden establecido pero que siempre estuvo, ideológicamente, a la otra orilla del sendero.

Comentario de NICOLÁS LÚCAR, una vez finalizado el reportaje:

“Yo creo que no hay nada que agregar a lo que ha dicho Álamo Pérez Luna, y lo dijo también Daniel F, este líder de los subterráneos o una de las personas más representativas de este movimiento: nadie se salvó de la infiltración senderista en los últimos años. El problema es que muchas veces se confundió el radicalismo del discurso, la actitud de los subterráneos, con una forma de compromiso con Sendero y hubo mucha gente que fue, de estos grupos, detenida o acusada por ser terrorista cuando en realidad no lo eran”.

26 comentarios:

Anónimo dijo...

Syd la vaina en ese tema es ke uno no sabe donde empieza la protesta racional y donde uno dice komo el pata de Eutanasia 'ai ke agarrar las armas' Porke muchos subtes debe haber sido de izquierda y sendero vio ke a los mas lokos (en un sentido literal) era facil jalarlos.

La huada ke me soprende mas es ke si komparas esto de sendero kon lo del koncierto punk de 1985 ke publicaste, es klaro el replanteamiento de ideas.

A los sakos les importaba un pito el rock subte, era un herramienta pa la revolución. Su verdadera naturaleza era la de oponerse al rock. No hay ke dejarse usar de tonto util, ps

Syd Misious dijo...

Gracias por el comentario. Es cierto que la movida de los años finales son una cosa muy diferente a los de las bandas fundadoras. Se dio, como tu dices, un replanteamiento de ideas y no podía ser de otro modo pues se trata de la etapa más subte del Rock Subterráneo, cuando las papas quemaron realmente por los extremos alcanzados por la violencia política vivida de aquellos años. Se dieron posiciones encontradas con respecto a Sendero y el MRTA, aquí no se trata de condenar a nadie por sus simpatías o militancia política de aquellos años. Por razones evidentes que no necesitan mayor explicación, muchos prefieren no hablar o recordar su paso por estas organizaciones y están, creo, en su derecho. Procuremos acercarnos, en la medida de lo posible, a la verdad sobre un tema tan espinoso como éste.

Anónimo dijo...

La verdad del asunto es que muchos subtes se empezaron a radicalizar porque creyeron que la unica manera de cambiar la sociedad no era solo con música o arte.

Ellos fueron los que se fueron acercando tanto a SL como al MRTA y no al contrario.

Incluso llegaron a surgir algunos grupos ya con canciones abiertamente subversivas y tocando no solo en conciertos subtes sino en barriadas y universidades.

¿Qué pasó despues? Muchos pagaron con largos años de carcel el haber tomado este camino, otros hasta perdieron la vida.

Evidentemente es una historia que en algún momento tendrá que ser contada.

Silvio Rendon dijo...

En el informe de la CVR no sale Luis Ayala Balbín como responsable de Tarata. Verlo en:

http://www.cverdad.org.pe/ifinal/pdf/TOMO%20VII/Casos%20Ilustrativos-UIE/2.60.%20TARATA.pdf

Creo que se trató de un especial muy típico de la era fujimontesinista, que criminalizaba indiscriminadamente a los rockeros subterráneos. El tono del reportaje es inquisidor, generalidor, inexacto, sensacionalista, amarillo. Ojalá que surjan materiales históricos más fidedignos y contados por los/as propios/as protagonistas.

Anónimo dijo...

y alguien se acuerda de Jose Luis Cordoba? murio en el 89 y tambien era subte, guitarrista de excomulgados

Un tal Lucas dijo...

Sobre Kike y Denis, dice: "nunca se probó su militancia senderista", al mismo tiempo que muestra un periódico que dice que habían sido detenidos porque se sospechaba que eran emerretistas... ...eso le quita seriedad al reportaje.

Además, claro, que un reportaje sobre sendero, en los 90s y en el programa de Lúcar, es de esperar que sea tendencioso, amarillista y muy poco objetivo.

Igual, muy interesante poder verlo, sobretodo por las declaraciones de quienes estuvieron ahí.

el macha dijo...

yo me volvi martaco por una rato por el rock radikal vasko pero yua ves el tiempi y la inexperiencia ahora toco en festivales de chipanks

Syd Misious dijo...

Totalmente de acuerdo con los comentaristas que califican el video de don Alamo como «inexacto», «sensacionalista», «amarillo», «tendencioso» y «poco objetivo». Sin embargo, había que verlo y que cada quien usara su propio criterio para cuestionarlo -como en efecto sucede, pues prácticamente todos los comentarios son condenatorios- o coincidir con su autor. Y claro, se trata de "una historia que en algún momento tendrá que ser contada"... Esperemos, tan solo, que los protagonistas no demoren veinte años más en animarse a dar su testimonio.

Mil gracias a Silvio Rendón por darse el trabajo de revisar el informe de la CVR y, más aun, por compartir el dato con todos nosotros.

Al comentarista anónimo que recuerda la muerte de José Luis Córdoba sólo puedo decirle que se anime a escribir algo sobre su trayectoria y nos la envíe para publicarla.

rasek dijo...

veremos q eskribimos sobre lo q estan tratando

rasek dijo...

Kisiera hacer un breve komentario sobre este video, a la sazon todos sabemos kien fue y es Alamo Perez, un periodista ke trabajo con el gobierno fujimorista especificamente para el SIN, y el video ke se le enkargo en esa epoka fue parte de una campaña negra contra todo lo ke significara "protesta", se buscaba socavar las protestas populares, y bueno el rock subterraneo nacio komo parte de protesta kontra el viejo orden establecido esa es la esencia del rock subterraneo, komo parte de un arte subterraneo al margen del sistema podrido, veamos las letras de los grupos mas significativos y veremos en q giraban, de ke hablaban, eso obviamente no le gustaba al gobierno, sumese eso a la radicalizacion de las protestas, a las incorporaciones de jovenes de la movida a los grupos politicos beligerantes, se politizo fuertemente la movida, los conciertos terminaron siendo centro de discusion y debate de ideas, algunos recordaran los entredichos entre algunos grupos llamados "sacos", "anarcos" y los simples "payasos de sabado"...kreo ke hay mucho por kontar y saber, investigar, me alegra encontrar material antiguo ke se comparte eso es muy bueno...tengo material ke kisiera compartir y kizas mas adelante lo haga, seguire con mi komentario en otra okasion...aki hay gente "ke habla de lo ke no saben y ke lo poko ke saben lo tuercen" en fin...
pd: Jose Luis Cordova murio el 91 y tocaba en otra agrupacion...

Anónimo dijo...

Yo era guitarrista de un grupo y el baterista, con el que tocamos varios años y era nuestro pata, sorpresivamente salió en El Comercio con traje a rayas. Fue un shock, porque estaba ahí nomás, pero nunca nos dimos cuenta.

Anónimo dijo...

Yo tocaba el "Los Leñadores del Platanal" luego de la crisis en que nos dejó el APRA y nuestro baterista y pata del alma, Sandro (que también era el baterista de Semilla Nociva") fue encarcelado por terruco!!! Y encima hacía vivas a la subversión!!! Fue terrible. Nosotros hacíamos canciones de protesta, pero jamás se nos ocurrió matar a alguien!!! Pero Sandro se pasó totalmente de vueltas y sí, le encontraron responsabilidad en varios crímenes...

Anónimo dijo...

Syd:
Felicitaciones por tu blog, recien lo descubro de casualidad. Los años de violencia política es un periodo decisivo que nos ha marcado profundamente, y sobrela cual no hemso profundizado como debiera ser, en parte, como es lógico, debido a lo traumatico que fue. Creo que ya han pasado algunso años suficientes para poder intentar hacer una investigacion y analisis lo más objetivas posibles, o en todo caso, alejados de lecturas apasionadas o sesgadas; no se trata solamente de emitir juicios valorativos osbre las opciones tomadas por una generación de jovenes. por eso, resulta importante poder comprender TODO lo que ocurrió en la "movida subte". que mejor forma de hacerlo que poder escuchar los testimonios de kinees formaron parte de ella. Espero que la gente se anime a elaborar mateiral. Yo tambíen investigo esta etapa, y en algún momento estaré compartiendo lo que consiga. Espero que podamso intercambiar ideas.

saluds

Anónimo dijo...

Semilla Nociva, mencionaron por ahí, una banda curiosa, extrañamente melodica, no en el sentido comercial de la palabra, buena musicalmente, todos terminaron presos, incluidos su circulo de amigos mas próximos, menos el bajista. Fue quizas de las bandas mas radicales en letras y actitudes, pero que se les haya demostrado que pertenecián a Sendero creo que solo al baetro igual a todos los detenidos los desaparecieron.

Anónimo dijo...

Lo último que se sabe es que Luis Ayala hace poco ha salido de la prisión en la que se encontraba y que posiblemente haya tocado ayer en el Agustirock. Sería importante que consigan una entrevista con él y tener su versión sobre los hechos.

Anónimo dijo...

CACHUCA:] “Que en su casa lo armaron. Y era una cochera, una cochera donde hacíamos música. Acá hay como cuarenta mil cocheras en El Agustino. Tuvimos la valentía de cantar las canciones así nos llevaran y nos metieran presos. Quizás esa valentía, que no tuvieron otros subterráneos, fue la verdadera”.


jajaja de que valentia habla comercialchuca, jajajajaj si en realidad no sabia que hacia el tal ayala, pa pendejo nadie le caga a ese cacachuca

kidkadaver dijo...

luchito cordova,el flaco electrico.sus bandas preferidas eran hhh harina de huesos humanos,los ultimo gobireno y los inigualables rip,tocaba la guitarra con los venganza banda muy posterior a los excomulgados,pero con algunos integrantes de esta,.sobre las opciones radicales o fierro en mano,habian algunas otras por no referirse a los s.l,etc,,asi ke komo decia el tio hector lavoe no sean burros enterence, enterence,ke hay otras cosas por rebuscar,,sino citemos a flores galindo y sus referentes a otras formas de hacer frente y de arranke!!!

Fidel dijo...

si no recuerdo mal, ese reportaje fue emitido una o dos semanas después de que en la concha acústica del campo de marte se diera un concierto llamado "Olvidarte nunca", organizado por Aprodeh... Era un festival contra los abusos y desapariciones causadas por quienes debían mantener el orden y la legalidad, y la convocatoria fue bastante grande, pese a que la mayoría de los grupos, sin ser subterráneos, no eran tan comerciales... La reacción del SIN y del gobierno fujimorista, fue este reportaje, con datos y fotos provenientes de archivos de inteligencia, entregados en la manito del "roquero" de Feiser (grupo cagonazo donde los haya), Álamo Pérez Luna... Que algunos se hayan prestado al juego de participar en un reportaje hechos por ese tipo de roedores para un canal de lo más comprado, revela demasiada ingenuidad... Felicitaciones por el blog, señores. Hay cosas que nunca deben caer en el ólvido.

josé doe dijo...

¿Qué fue de Maria T-ta?

Agueda dijo...

El intento por proscribir al rock del pais durante los ochentas en tanto género "alienado" no fue privativa sólo del maoísmo y su curiosa interpretación de la cultura andina,sino también de ciertos sectores del Apra seducidos por una aproximación demagógica y populista a un debate de mucho mayor complejidad y riqueza.
En segundo lugar, los documentos de filiación anarcomunista mostrados en el reportaje podían tal vez coincidir con los grupos por entonces alzados en armas en su común rechazo del capitalismo-lo que ya de por sí es suficiente para relativizar el que en su origen apuntasen específicamente contra aquellos-,pero lo cierto es que también rechazaban la leninista idea de usar el aparato burgués del estado para construir una sociedad comunista, lo que los apartaba de la pretensión de hacer una revolución democrático-popular, como pretendía sendero.
Finalmente, muchos de quienes participaron en la experiencia subterranea a fines de los ochentas creían honestamente, y esto al margen del optimismo sin sustento que mostraban los grupos aludidos en lo que a el avance de su accionar estratégico se refiere, que la revolución estaba poco menos que a la vuelta de la esquina y que las masas, intimidadas por el fuego cruzado en medio del que se hallaban, acabarían por tirarse hacia la izquierda por el sólo mérito de entender mejor las cosas (empeño en el que se encontraban no pocos grupos subtes), aún cuando ello no supusiese adherirse al maoismo o al castrismo; de ahí el entusiasmo y la pasión puesta en su activismo y militancia anarquista. Por motivos que no vienen al caso aludir y como resulta público y notorio, ello no ocurrió ni aquí ni en ninguna parte del mundo, y en ello tienen responsabilidad muchos, ya fuera por su cobardía, por confundir la revolución con su propia biografía o por la incapacidad de ubicar sus esfuerzos en el contexto de la lucha de clases,tal cual fuera el caso de algunos grupos anarquistas.
No obstante,la última palabra aún no está dicha, pues la ruina del capitalismo es hoy mucho más evidente que nunca.
¡SALUD Y ANARQUÍA!
M.det

Anónimo dijo...

Si yo tocaba en "Los leñadores del platanal" y si es cierto k nuestro batero amigo nuestro estaba metido en el movimiento senderista, pero la verdad cuando haciamos musica solo eramos jovenes divirtiendones y si habia una k otra letra que hablaba de politica, pero mas nada. En fin eramos amigos y lo seguimso siendo.

Herbert Rodríguez dijo...

Me tocó recorrer la ola subte como artista plástico junto a Los Bestias (estudiantes de arquitectura del Richi). Para nada tuvo la movida el sesgo que se le intenta dar de pro-violentista o la opción de imponer una idea bajo la amenaza de muerte, que era lo de sendero... lo subte fue creatividad crítica radical antiautoritaria y por la autogestión... fue atacada desde la prensa sensacionalista-iglesia conservadora-izquierda dogmática, es decir, jóvenes que alzaban su voz y confrontaban con coraje diversas hipocresías recibieron ataques moralistas de los propios hipócritas. Y, si, esto exacerbo la distancia generacional y generó en algunos desesperación, en algunos la ruta lumpen. Entonces: ¿quien llevó a los jóvenes a una opción extrema?, aquellos que cerraron caminos a la renovación creativa. Ojo, esa misma actitud de cerrarse a la innovación se ha venido dando por décadas en el Perú.
Caso extraño que Alamo, artista mediocre, se le prenda a verdaderos creadores ¿pura envidia?

Anónimo dijo...

La verdad,es que este documental parece una novela al estilo más burdo de nuestra sociedad, no existe periodismo ni siquiera narrativo en este documental, es como decir que Manco Cápac descubrió la bomba atómica o que todas las personas flotan en el punto medio del polo norte y esto es cierto de verdad, por la sarita y casi todos atracamos y le creemos sólo bastará ver su historial. Y que Nicolas Alamo de Pérez su Lucar de Luna (incluso lo podemos usar para insultar), es engendro del pseudo periodismo nacional. BetoLucho12

Anónimo dijo...

Este reportaje fue hecho especialmente para desprestigiar al rock subterraneo d esa epoka,porke komo bien dijeron salio a una semana de ke hubo un concierto por los derechos humanos llamado"OLVIDARTE NUNCA" ke se realizo en campo de marte,por las victimas de la violencia del estado...por ahi m dijeron k maria teta fallecio en el 99 en alemania..ojala sea mentira...

Sid Misious dijo...

María T-ta está vivita y coleando en Europa. Al menos esa fue la respuesta de su familia aquí en Lima ante la pregunta de un amigo hace un par de años.

Anónimo dijo...

Hay muchas bandas politizadas y rojas ahí esta el grupo MAD mas alla de las dogmas