sábado, 28 de noviembre de 2009

EL PRIMER CONCIERTO en la «JATO HARDCORE» de BARRANCO (por ARMANDO MILLÁN)

Pocos locales generan tanta nostalgia entre los viejos subtes como la «Jato Hardcore», último reducto de la escena barranquina. Conocida, también, como la «Jato de Barranco» y la «Casa Verde», pues por esos años no tenía nombre oficial, vio pasar durante el año y medio que funcionó como local de conciertos a un buen número de bandas: consagradas como G-3 y Kaos; y nuevas, como Sentido Común, D.R. Hardcore, Bazofia, Enemigo Público, Situación Hostil y Desarme, habiendo debutado ahí mismo algunas de ellas. Junto a «Los Reyes Rojos», la Jato fue testigo, también, de loa primeras tocadas conjuntas entre hardcores y thrashers, siendo invitadas bandas como Curriculum Mortis, Sepulcro, Kranium e INRI.

Los textos fueron escritos por Armando Millán, bajista de Kaos General, quien los publicó en el blog oficial de la misma banda.


PRIMER CONCIERTO EN LA JATO HARDCORE


Este es el afiche del primer histórico concierto en la «Jato Hardcore» de Barranco. Vean que ya marca más de veinte años... ufff. Si mal no recuerdo la imagen fue calcada de un concierto hardcore italiano y nuestro baterista, Coco, la adaptó a nuestro medio. Algunos reconocían rostros habituales de los conciertos, pero eso no está comprobado. Los parecidos con la realidad podrían ser solo coincidencias. Como se aprecia, el precio de la entrada costaba cincuenta intis!!! (¿cuál será el equivalente ahora?) y tuvimos que colocar un planito de la ubicación de la casa para evitar confusiones. La casa pertenecía a la familia Andrade, grandes amigos de la escena, y nos la alquilaban por un precio bastante módico, vale decir. Raúl Andrade, entonces, un muchachito de doce años (sí, doce) nos acompañó generosamente a armar estos conciertos durante dos años. Los ingresos de los conciertos alcanzaban con las justas para alquilar los equipos, pagar algún sencillo a los grupos e invertir en algunas mejoras elementales en la casa. El primer concierto, por ejemplo, para los que lo recuerdan, fue sin estrado. Los grupos tocaban al ras del piso y era difícil verlos tocar. Pensábamos que iría muy poca gente, por lo que no habría problema, pero la «Jato Hardcore» siempre atrajo mucho público y fácil llenamos ese día con ochenta o cien personas. En las ocasiones de mayor afluencia contamos con 150 personas y la pobre jato ya no daba más. Este afiche es un clásico.


POSTALES DEL 88: JATO HARDCORE


Me apuro en colgar algo del material que se está acumulando en mi computadora. Coco me pasó hace tiempo las fotos que ilustran este pequeño artículo. Se trata de imágenes del primer concierto en la «Jato Hardcore» de Barranco, en el histórico verano del 88. Como ya se ha dicho en posts anteriores, la Jato quedaba en la segunda cuadra de la avenida San Martín, a unos cuantos metros de la plaza principal de Barranco, y en la misma cuadra de la comisaría del distrito. Era de locos tocar "Botas militares" o "Toque de queda" al costado de los tombos, jajaja, pero la verdad es que hubo condescendencia mutua. Nos nos metíamos con ellos y ellos tampoco con nosotros. En ese primer concierto hicimos las gestiones ante la cómica para no tener problemas, es decir, presentamos nuestros papeles y nos dieron un ‘permiso’ para hacer el concierto. No queríamos que los tombos aparecieran en medio del chongo y finiquitara el evento. Nunca volvimos a presentar papeles, nunca fue necesario, a pesar que alrededor de la Jato pulularan varias decenas de gente con casacas negras, botas de cuero, bandanas, cadenas, etc.


En las fotos se aprecia el ambiente de la época. Fiel al estilo familiar en que tocábamos con gente amiga y también con gente desconocida. Era un espíritu de autenticidad que se compartía con ánimo contestatario, rebelde y libertario. Creo que los asistentes percibían lo mismo, ya que la jato se llenó casi siempre de cabo a rabo. En la foto parece que Marciano cantaba en medio de la gente, pero lo que ocurrió es que en ese primer concierto no teníamos propiamente un escenario, solo un pequeño tabladillo de diez centímetros de altura en el que se confundían los músicos con el público. Luego tuvimos que cambiar ese tabladillo que habíamos adaptado con un par de puertas y maderas que habíamos encontrado en la Jato. El otro tabladillo fue construido con donaciones y trabajo de los propios músicos, pero ya lo hicimos en otro lado de la sala.


En ese primer concierto de la «Jato Hardcore», se anunciaron cinco bandas además de Kaos General: los ositos de Kaoz, Sentido Común, Profetas del Carajo, Curriculum Mortis y los G-3. Me parece que los G-3 fueron los que cerraron el concierto, aunque no estoy seguro si Profetas llegó a tocar. Recuerdo que sentí el concierto con mucho desorden (el tema del tabladillo a ras del piso lo hacía incómodo) pero el balance final fue genial. Habíamos podido sacar adelante un concierto por nuestros propios medios, en una casa que administrábamos nosotros.


Sin embargo, no era fácil hacer conciertos en esa época, estábamos en medio de la crisis de los "intis" del primer gobierno de Alan García, ese mismo año comenzaron los primeros paquetazos del gobierno aprista, que llevaron a nuestra economía a cifras inflacionarias de cuatro increíbles dígitos. No sé cómo sobrevivíamos en esa época, con los precios tan cambiantes. Lo cierto es que pasaron fácil unos cuatro meses antes que volviéramos a organizar otro concierto allí. Después de ello, ya tuvimos una seguidilla de conciertos hasta que a mediados de 1989 todo llegó a su fin, como hemos comentado anteriormente.


Ya se ha dicho que los conciertos en la Jato solían ser un horno. Las paredes y el techo terminaban sudando, así como los músicos y los asistentes, tal como se aprecia en las fotos. El recorte del fanzine Legión Termonuclear, testimonio de la época enviado por el Chino Jarkor, sobre un concierto posterior en agosto del mismo año, así lo atestigua. Pero creo que a los que sacamos adelante la Jato de Barranco, y disfrutamos de las tocadas en ese sitio, poco nos importaba el calor. Había mucho más por compartir y disfrutar. Un saludo a todos aquellos que lo vivieron igual.


Fuente:

Kaos General (blog), set. 20 de 2008 y may. 17 de 2009.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

No soy partidario de la nostalgia, pero esta Jato Hardcore fue (junto kon el "El Hueco" de Santa Beatriz) una inyección de verdadero impulso adrenalínico ke dificilmente se puede borrar de cualkier memoria. Daban ganas de seguir haciendo música y movidas. Ahí conocimos un culo de gente y encontramos grandes amigos. Hoy paso por allí a cada rato para irme a Pedro de Osma, en Barranco, y veo el espacio y solo puedo comentarles a kiene van conmigo: "Mánya, tio, ahi era La Jato Hardcore"... Un abrazo para todos. Muy buen Blog, caraxo.

DANIEL F

Anibal dijo...

Soy Anibal ex vocalista del grupo Enemigo Publico, al ver la pagina me dio nostalgia de saber de los conciertos de la jato de Barranco donde yo toque hace mas de 30 anos, pues bueno les mando un saludo y haber si pueden poner fotos de mi banda de aquella epoca.

Anónimo dijo...

conoci la jato de barranko en el verano del 89,tenia 13 anhos y kreo ke ese fue el ultimo koncierto de la jato porke la policia entro en medio de una tokada y paro todo,fue por una bronka,en medio de todo eso tiraron una botella a la kasa del vecino y poreso la policia paro todo.

reiner.díaz dijo...

Muy buena entrada.

Ahora también hay conciertos a ras de piso y nadie se queja, al menos yo no. Saludos y seguiré tu blog.