lunes, 23 de febrero de 2009

SIETE BANDAS EN CONCIERTO EN LA PLAZA SAN MARTÍN (1)

Estuvieron a punto de perderse en un disco duro a punto de morir. Se trata de las fotografías de tres conciertos realizados en locales de la Plaza San Martín, en el centro histórico de Lima, los cuales reunieron en tan solo ocho días a siete bandas de diferentes sectores y estilos musicales del Rock Subterráneo. Cuatro de ellas, auténticos clásicos de la movida local, continúan tocando a pesar de los años transcurridos -es el caso de Voz Propia, Desarme, Ataque Frontal y Dios Hastío-, en tanto que las tres restantes -PDI, MDA y SNA- sorprendieron con su regreso a los escenarios, aunque esta última se dejó ver en una primera tocada en la calle Berlín de Miraflores el año pasado.

El concierto de Voz Propia fue en el Mao Bar, el viernes 30 de enero, y fue anunciado como la presentación de su DVD. Tocaron sólo ellos y, aunque el sonido del local dejó mucho que desear y no ayudó en nada a la banda, los asistentes disfrutaron lo suyo coreando todos sus temas.

Una semana después, el viernes 6 de enero, en el mismo local y con idéntica deficiencia sonora -parece que uno no puede acercarse al escenario en ese bar sin destrozarse los tímpanos en el intento- estalló el «2do Encuentro Hardcore». Abrieron las bandas Justicia Inmoral y Alhambre -a las cuales no vimos por hallarnos fuera del local en ese momento-, iniciándose entonces lo mejor de la noche con Desarme, auténticos pioneros del thrashcore peruano junto a los recordados Situación Hostil, vienen celebrando sus veinte años de formación. Siguieron los S.N.A. (Sin Nombre Alguno), teniendo al Coyote en la segunda guitarra, y el esperado retorno de P.D.I. (Producto de Ira) con los clásicos "Pilsen Callao", "El tiempo enseñará", "Yo no soy un criminal", "Mirando hacia atrás" y otros más. Continuó Dios Hastío (aunque no son precisamente una banda de los tiempos del Rock Subterráneo, algunos de sus miembros sí lo son), los más celebrados de la tocada, rematando Ataque Frontal, con Matute en la guitarra como único miembro original, con un sonido renovado que no termina de gustar a la mayoría, aunque se nota una mejora en la interpretación del nuevo cantante quien, felizmente, ya dejó atrás la entonación más bien heavy que descuadraba a los seguidores del grupo.

Al día siguiente, en el Bar de Grot, se produjo el regreso a los escenarios de un auténtico clásico del noisecore peruano: los M.D.A. (Manifiesto de Asquerosidad), banda formada en 1991 por Miguel Tipacti en la batería y Leonardo Bacteria en la voz, quienes tocaron junto a Sacerdote Espacial, Deskontento, Pestaña y los argentinos Plan Quinquenal, mereciendo estos últimos una mejor suerte con el sonido, el cual estuvo francamente desastrozo. Parecía que nos hallabamos en una máquina del tiempo cuando oímos al buen Leo anunciar el tema "Muerte a la A.F.A.", recibiendo a cambio un bien merecido (y sin resentimientos) «¡calla huevón!».