domingo, 3 de mayo de 2009

COMENTARIO DEL POETA JULIO CARMONA SOBRE UN FRUSTRADO CONCIERTO SUBTERRÁNEO EN LA UNIVERSIDAD DE SAN MARCOS EN 1985



Gran satisfacción nos causó el comentario que acabamos de recibir de parte del poeta Julio Carmona, directamente implicado en el debate producido en la Ciudad Universitaria de San Marcos entre militantes de izquierda y miembros de algunas bandas de Rock Subterráneo, el mismo que culminó con el desmantelamiento del escenario montado por los segundos. Reproducimos a continuación el comentario que figura ya en el post que publicáramos el 10 de mayo del año pasado:
 
“Recién hoy me he encontrado con este blog en el que se me menciona. Por supuesto no voy a «defenderme» de lo expresado ahí. Sólo diré que no se ajusta a la verdad. El hecho fue que en el escenario que se había montado, figuraba una svástica (el símbolo nazi), lo cual para muchos de los estudiantes que participamos en esa protesta nos pareció no sólo una provocación sino un insulto a la democracia misma. De tal suerte que la reacción no fue propiamente contra la música misma, sino contra esa manifestación icónica, injustificada. Lo lamentable está en que el debate se desvió hacia una confrontación entre la música peruana y la música norteamericana. Y ese sesgo del debate distorsionó todo. Algo similar había ocurrido años antes con Santana, que mereció rechazo no por su música sino por su ostentación de drogadicto.

Si todo eso, visto a la distancia, resulta reprobable, creo que debería ser juzgado con los aspectos propios de la época, que la distancia y el tiempo suelen adulterar. Si en la actualidad se volvieran a repetir esos hechos con las mismas condiciones, yo volvería a intervenir, pero como lo hice entonces, sin recurrir a la violencia sino al diálogo que fue lo que finalmente se hizo (sin recordar ahora cómo ni por qué resulté designado para defender la posición de rechazo). Con todo respeto, sin improperios.

Gracias, de todos modos por recordar esos hechos que son parte de la historia de San Marcos, y que no denigra sino enaltece a la música rock (a la que respeto) si es que su intención entonces no fue la de hacer una apología del fascismo al difundir su símbolo. Es todo. 

Julio Carmona”.