miércoles, 17 de marzo de 2010

COMENTARIOS A LA 1ra ANTOLOGÍA DEL ROCK SUBTE (3): "La historia del Rock Subterráneo, 1985-1992" (por ÓSCAR GARCÍA)


Todo intento de trazar una historia del rock peruano debería hacer una pausa en la primera mitad de los ochenta, época marcada por cambios sociales y estéticos que propiciarían el surgimiento del Rock Subterráneo. Al respecto, hay factores que podrían explicar la aparición de esas precarias bandas amateur que inundarían la ciudad con su insolencia, sus gritos destemplados y sus prédicas antisistema: por un lado, estaba la decepción ante las promesas no cumplidas de la democracia, luego de que en 1980 el poder regresara a la civilidad. "¿Esta es la democracia que tanto esperaban?", gritaba por entonces Autopsia, una de esas primeras bandas movidas por el desencanto. Otro factor clave que ayudó a la eclosión fue la sencillez de ejecución del recién asimilado sonido punk y hardcore, y la apertura de espacios nuevos, que permitieron en la práctica que cualquiera con un instrumento pudiese subir a un escenario. El presente CD es una antología de los mejores representantes de esa época: desde los primeros discos/maquetas publicados en 1985 por Leusemia y Narcosis, pasando por otras bandas capitales de la movida como Guerrilla Urbana, los citados Autopsia y Zcuela Crrada. Pero el subte tuvo varias oleadas y en su mejor momento fue una primavera utópica que cobijó a varios géneros: el hardcore de G-3 y Ataque Frontal; el postpunk de Voz Propia y Feudales; el folk de DelPueblo, y varios más, todos incluidos aquí. El sonido de la compilación es áspero y desprolijo. No podría ser de otro modo. El discurso subte nació en la precariedad técnica y estuvo por ello mismo revestido de una forma que le hacía entera justicia a la crudeza de su mensaje. Indispensable.

Fuente:
«Somos», suplemento de
El Comercio (Lima), Nº 1214, mar. 13 de 2010, pág. 12.